jjj

Cómo hacer una gallery Wall

Diseñar una gallery wall —aunque por el nombre pueda parecer algo complicado de hacer— no es para nada difícil. De hecho, considero que se trata de uno de los proyectos de decoración más fáciles y sin necesidad de herramienta alguna ni grandes destrezas constructivas, más bien… imaginación y creatividad. Pero ¿qué es exactamente una gallery wall? Que el nombre en inglés no te despiste, pues se trata al fin y al cabo de crear un collage con fotografías, láminas, dibujos, pinturas, etc., para que esa pared que escojas deje de estar vacía y adquiera vida. Y puede hacerse en la cocina, la sala, el baño o las habitaciones; ¡todo vale! ¿Y este collage tiene que tener una temática concreta? Lo acabo de decir: todo vale. Solo se trata de crear una composición bonita con imágenes bonitas para rellenar esa pared del salón, por ejemplo, que tan sosa está pintada de blanco. ¿Quieres conocer los pasos para hacer tu propia gallery wall? No son muchos, ni complicados en absoluto, pero atento:

  • Elige la temática: puede tener una temática en concreto (familia, naturaleza, viajes, balcones, frases, comida, flores, ilustraciones infantiles, etc.) o no (seguimos con el todo vale, pues igualmente puedes optar por un batiburrillo de tus imágenes favoritas). Lo importante de este primer paso es que decidas qué vas a colocar en tu collage de pared.
  • Escoge las imágenes: tras optar por una temática concreta o por todo junto es importante que elijas las imágenes que irán en la pared. Para ello deberás tener en cuenta el espacio y el tamaño de los pósteres, pues puede que no quepan todos y tengas que hacer una selección de entre todos los que dispusiste en un principio.
  • Hazte con las imágenes: lo más habitual es que para el paso anterior, la búsqueda de tus imágenes para el collage, hayas recurrido a Internet o a los álbumes de fotografías que guardas en el ordenador. Ahora te tocará reunirlas todas y acercarte a una tienda de rebelado que te las dé en formato físico y con el tamaño elegido (si no eres muy ducho con los tamaños o la calidad de las imágenes, lo ideal es que consultes con el empleado si esa imagen que te has descargado de Internet va a tener la calidad que requiere en papel).
  • Enmárcalas: no es obligatorio, pero enmarcar las fotografías seguro que le dará un toque más profesional a tu diseño. Por ello, si finalmente te decides a hacerlo, te tocará pasarte por la tienda pertinente para que se encarguen de este trabajo o que tú mismo compres esos marcos y te encargues de preparar los cuadros.
  • Diseña tu gallery wall: ahora sí, con todas las imágenes e ilustraciones en mano, bien enmarcaditas, llega el momento de escoger el lugar de cada una en la pared. Puesto que empezar a poner clavos sin ton ni son puede acabar con toda una pared agujereada… lo ideal es reproducir el diseño en el suelo, tal y como irá en la pared (también puedes optar por pegar en la propia pared folios del tamaño de los cuadros con alguna masilla que luego sea fácil de quitar y no deje marca; y seguro que te harás una mejor idea de cómo quedará el resultado final).
  • ¡Arma tu gallery wall! Y por fin llega el momento de armar tu collage definitivo. Para ello, hazte con las herramientas necesarias y comienza a reproducir el dibujo que previamente has hecho en el suelo o con los folios. Y si no eres muy diestro en esto de hacer agujeros en la pared, siempre puedes pedirle ayuda a un amigo o familiar o contar con un profesional.

1

Esto es una idea anexa a una decoración bonita para tu casa que tú mismo puedes hacer fácilmente. Pero si lo que quieres es hacer algo a lo grande y no te consideras capaz de ello, entonces lo ideal es que cuentes con el asesoramiento de un decorador de interiores

3

shutterstock_209877946

¿Sabes cómo desmontar un palet?

Muchas veces os he hablado de cómo hacer muebles con palets: es una opción económica, original y, sobre todo, súper versátil con la que hacerte tus propios muebles, a tu gusto y adaptados a las necesidades de tu hogar. Pero para conseguir un buen resultado, antes de hacer tus propios muebles debes saber cómo desmontar un palet para sacarle el máximo partido y, sobre todo, para evitar accidentes.

Ten en cuenta que un palet está diseñado para aguantar muchísimo peso y, por tanto, es una madera muy basta; además, ese palet que tienes entre manos puede haber dado la vuelta al mundo varias veces y haber estado en contacto con un sinfín de materiales diferentes, por lo que es importante manejarlo adecuadamente.

Cómo desmontar palets para hacer muebles

shutterstock_59845972

Como te decía antes, un palet está pensado para aguantar mucho peso y ser muy resistente, así que si pensabas desmontarlo a martillazos ve descartando esa idea porque te costaría mucho tiempo y esfuerzo; además, puedes dañar la madera. Si quieres desmontar un palet, vas a necesitar:

  • Pata de cabra. Se trata de un tubo de metal con un extremo plano y curvado que sirve para hacer palanca con mucha fuerza.

shutterstock_130169846

  • Una maza para golpear el palet.

shutterstock_198598877

  • Un martillo de orejas. Son esos martillos que tienen martillo en un lado y, en el otro, dos garras de metal que forman una especie de V, ideal para sacar clavos.

shutterstock_229663105

 

Los pasos que debes seguir para desmontar el palet son los siguientes:

  1. Con la maza, golpea los tacos que unen los refuerzos inferiores al palet hasta que se separen y puedas quitar esas tres piezas; los clavos quedarán unidos al cuerpo del palet.
  2. Coloca los tacos en el suelo y pon el palet encima: ahora, golpea los clavos que sobresalen con la maza para sacarlos y no hacerte daño. Intenta golpearlos con suavidad para empujarlos hacia abajo sin que se doblen y acaba de sacarlos ayudándote con el martillo de orejas.
  3. Coloca la pata de cabra bajo cada listón y golpéala con la maza para levantar la madera. Esta es la fase más delicada: si lo haces con demasiada fuerza, puedes partir los listones. Ten presente que los palets suelen tener muchas grietas, así que hazlo despacio para no ensancharlas.

¡Y listo! Con un poco de paciencia, ya tienes tu palet casi a punto para hacer ese mueble que tienes en mente. Solo falta tratar la madera, ¡pero de eso ya hablaremos otro día!

 

Foto_mix