15 trucos para el bricolaje con madera

La madera es un bien que se deteriora bastante más que otros materiales, como podría ser el hierro, el plástico o el cemento… básicamente porque su vertiente natural la hace menos perdurable en el tiempo. Uno de los factores que más azotan a la madera es el factor climático, lo que viene siendo el sol y la humedad, aunque existen otros factores de vital y rotunda importancia que alimentan su desgaste, como la presencia de insectos y bacterias, impurezas del material o la simple instalación errónea de una pieza concreta.

A continuación os presentamos los primeros 5 trucos para tratar la madera, ya sea en unas circunstancias u otras. Pequeñas reglas del bricolaje casero.
Listones

  • Para lijar la madera es recomendable seguir las vetas de la misma. Esto evita desperfectos y sobre todo el marcar la madera.
  • Si optas por instalar tú mismo el parquet en casa, ten en cuenta que la madera se dilata durante la época estival (el calor). Por ello, deja un espacio (junta de dilatación) de 12 milímetros aproximadamente entre la madera y cualquier espacio susceptible de tocarla.
  • La ralladuras en la madera (las pequeñas, tampoco nos pongamos a tapar surcos) se pueden eliminar o disimular con una capa de vaselina. Tras 24 horas de secado, se elimina la vaselina restante y se encera.
  • Una buena mezcla casera para limpiar muebles de madera es: Medio vaso de vinagre de vino y medio vaso de aceite de oliva. Se mezcla y se aplica sobre la madera con un trapo de algodón. Después del secado, se pasa un trapo de lana.
  • Para eliminar la cera de un mueble viejo, pasar un paño empapado en trementina. Si la cera persiste, utilizar un estropajo de acero fino (ooo). Si la intención es volver a encerar, conviene esperar entre 24 y 48 horas.

Trucos madera La comunidad del bricolaje y la comunidad del DIY (Do It Yourself) -quizá más la segunda- son de la idea de que el trabajo con la madera tiene que estar al alcance del mayor número de personas posible, que no debe requerir un conocimiento excelso sobre la materia. Esto no significa que la práctica no suponga un punto extra de experiencia, y por ello, nos disponemos a dejar cinco trucos para que el bricolaje con madera sea todo lo fructuoso posible. Volvamos a ello:

  • Los muebles de madera que se encuentran en exteriores (terrazas, jardines, balcones) a la larga sufren el azote de la humedad. Un consejo para alargar su vida útil es aplicarle una capa de producto contra la carcoma. A los xilófagos, sin tregua.
  • Si colocas parquet en casa, ten en cuenta el incremento de altura, alrededor de 3.5 centímetros. No sólo por las puertas, sino por el desnivel que creará entre estancias (cocina, baños…).
  • Utiliza siempre tornillos de madera (para la madera, claro). Puede parecer una tontería, pero facilita sobremanera el proceso de montaje. Los tienes con cabeza plana, redonda y avellanada; con vástago cónico o cilíndrico.
  • Para saber si el papel de lija que utilizaremos tiene calidad, basta con doblarlo para ver si caen los granos del mismo. Si la prueba da afirmativo, ten cuidado con el material, tal vez no sea la opción más apropiada.
  • Tras la colocación del parquet, existe un periodo de tiempo en el que éste es susceptible de cambiar de color. En la decoloración será clave la cantidad de luz recibida durante esta fase. Lo más probable es que hayas escogido un parquet concreto porque te gusta el color y la tonalidad, así que no estaría de más evitar la saturación de luz natural con cortinas en las horas de más sol.

bricolaje caseroCon esto manejar piezas de madera para un lado y manejarlas para el otro, cortando aquí y atornillando allá, tarde o temprano podemos, o más bien tendremos, algún que otro percance. Es pura estadística. Lo importante es no perder la calma. Con la mayor parsimonia posible, tomaremos las medidas oportunas. Unas nos harán trabajar y otras nos harán recurrir a pequeños y sencillos trucos. Ahí van unos pocos más:

  • Si nos cae pegamento sobre la madera que estamos trabajando, existe una forma de quitarlo. Frotando con un paño e algodón impregnado de  aceite. Es precisa cierta dosis de paciencia para llevar a cabo el proceso.
  • ¿Se te cae cera de una vela? No te preocupes. Espera hasta que la cera se haya secado. A continuación, aplica un cubito de hielo sobre la cera. Se quebrará. Ayúdate con una espátula para retirarla.
  • Para lijar de forma manual, puedes ayudarte con un taco, dominarás mejor la lija. Asimismo, el proceso es ostensiblemente más uniforme. El resultado con la mano es irregular, ya que no se ejerce la misma presión con las yemas de los dedos que con la palma.
  • Si tienes que trabajar la madera, aplica siempre una primera capa de pintura selladora. Se taparán los poros, la madera se tersará y el acabado final lo agradecerá. Y lee siempre las indicaciones del producto. Seguridad ante todo.
  • ¿Tienes miedo de que se quiebre la madera al clavar un clavo? Para evitarlo, coloca la punta del clavo en agua hirviendo durante una minutos. Con el clavo caliente -y cuidado- atornilla. El proceso será mucho más sencillo y seguro.

Add Comment