Relojes de madera

San Valentín, más conocido como el Día de los enamorados, se acerca y los que todavía no tienen su regalo comprado y bien escondido en las profundidades más oscuras de algún cajón de la casa se mueven a contrarreloj. El tic tac del tiempo les apremia, y con ello el peligro de quedarse con lo primero que se les cruce por los ojos. Aun así, llegados a este punto siguen con las dos posibilidades iniciales intactas: ponerse el traje de manitas y hacer algo con las manos o comprar un buen regalo que diga “te quiero tanto que me da igual que naves de ataque se incendien más allá del hombro de Orión”.

Una de las posibilidades de compra es… redoble de tambor… un reloj de madera. Nosotros en nuestra línea. Encontramos en ello una pieza original, por lo que no coincidirás con los de alrededor; utilizable en el día a día; y perfecta para vender a la pareja de forma poética (el paso del tiempo juntos, el tiempo se detiene juntos, contar las horas juntos…).

Ahí van algunas opciones:

Reloj Eclock, reloj de madera

 

La primera de ellas es Eclock. Sus diseños resultan de lo más originales, combinando la madera con colores y estampados modernos. De las propuestas que presentamos quizá sea la más desenfadada. El marcado uso de las vedas de la madera resulta muy atractivo.

Reloj Tibú, reloj de madera

La segunda opción es Tibú. Sus diseños son más sobrios que los primeros, ya que tienden hacia el estándar de esfera redonda. No obstante, se adaptan de manera perfecta a perfiles discretos. Su fuerte es la mezcla de maderas: nogal, pino, caoba…

Reloj Ttanti, reloj de madera

La tercera posibilidad es Ttanti. Elegante a la par que discreto. Los productos de Ttanti pretenden aunar la naturaleza de la madera con la óptima calidad de la tecnología suiza. El acabado es espectacular. Y además viene certificado por la FSC (Forest Stewardship Council), organización que vela por la gestión forestal responsable.

Reloj we-wood, reloj de madera

Por último, la propuesta de We-wood. Las posibilidades de la tienda italiana son casi infinitas, en cuestión de colores, de diseños, de tamaños… y biodegradables ciento por ciento, ya que están libres de productos químicos.

Ya no tenéis excusa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s