Maderas blandas

Seguimos con nuestro repaso por el tipo de material con el que trabajamos. Si no hace mucho hicimos un repaso de las maderas duras, el tema que hoy nos ocupa es -lógicamente- las maderas blandas. Con esto, cerramos el capítulo de tipos de maderas. Las maderas blandas proceden de los árboles coníferos, los cuales guarecen estructuras reproductivas con aspecto de cono. La mayoría poseen hojas perennes, por lo que duran todo el año. Y es que las coníferas soportan bien las inclemencias del tiempo: el frío, el calor, la sequía…

Maderas blandasEstudios afirman que prácticamente la totalidad (alrededor del 80%) de la madera utilizada en el mundo proviene de maderas blandas. Éstas se sitúan en oposición a las maderas duras, aunque conviene señalar que no todas las maderas blandas son más blandas que las maderas duras. La variedad de coníferas es ostensiblemente inferior a la de duras, y las variaciones dentro de los grupos da pie a alteraciones considerables. Entre las maderas blandas encontramos:

Pino. Al ser un material barato (de gran implantación en la zona íbera) y fácilmente trabajable tiene una excepcional salida para la confección de muebles. Posee dureza y flexibilidad; no destaca en ninguna de las dos variantes, pero la combinación entre ambas es remarcable.

Abeto. Muy habitual en entornos de construcción, aunque no descartable para la elaboración de muebles. El abeto agradece el moldeado, torneado y perforado, lo que la hace muy apta para contenedores y recipientes. El abeto Sitka tiene bastante salida, entre ellas, las guitarras.

Secoya. Buena resistencia a ambientes húmedos, por lo que el exterior suele ser su habitad más común. Su color canela o rojizo resulta muy atractivo, aunque su tendencia a astillarse y la posca flexibilidad es un handicap importante.

Cedro. Bastante duradera y sostenible. Además, el cedro es sólida frente a las plagas de insectos, la humedad y la putrefacción. Por si fuera poco, también resulta fácil de trabajar. Su color caoba y olor resinoso le otorga un carácter muy natural. Sin embargo, quizá se muestre un tanto frágil para usos excesivamente funcionales.

Imagen: madera.fordaq.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s