Crea centros de mesa originales

¿Consideras que a la mesa de tu salón le falta algo? Dale un aire particular colocando centros de mesa originales. Los hay fantásticos.

centros de mesa originalesEn esta entrada nos centraremos en esa base que tanto me gusta poner de relieve: el detalle. Sí, considero que el detalle es la diferencia o la frontera entre conseguir un buen resultado y un resultado maravilloso.

En consecuencia, hoy trataremos los centros de mesa. ¿Buscas algún consejo previo para crear centros de mesa? Venga, daremos algunos antes de abordar los ejemplos. Uno de los consejos que más se lee por la red es el de tomarse tiempo para hacer el diseño, y una vez lo tienes, realizar pruebas para ver si realmente se adapta a lo que había en tu cabeza. Totalmente de acuerdo. El segundo, y éste ya de nuestra cosecha, consiste en que te sirvas de los materiales que tienes alrededor. Y es que éstos serán el compañero perfecto, porque le darán un toque orgánico y porque absorberán la esencia que domina en la estancia. Finalmente, apelaremos a la sencillez, porque en estos casos, menos es más.

¿Qué ejemplos tenemos? Muchos y variados, y no tanto en cuestión de diseños sino en lo que se refiere a materiales. Hemos considerado relevante centrarnos en diversificar la visión de un mismo concepto, sobre todo para observar cómo así conseguimos resultados totalmente diferentes.

Hemos establecido el cristal y un vela como eje principal de nuestro centro de mesa, aunque tú puedes recurrir a lo que más te atraiga: barro, flores, aluminio… ¿Y qué encontramos alrededor? De todo. Lo primero que nos encontramos son clásicos de este tipo de ejercicios, piedras y arena. Fáciles de conseguir en la montaña, la playa e incluso en la tienda de la esquina si tienes un tipo de piedra en mente. Mejor recurrir a tonos suaves, ya que este tipo de materiales no lucen tanto (sensación de suciedad) con colores oscuros.

Y de ahí, a los productos naturales. Por un lado tenemos la versión con granos de café, y por el otro el uso de plantas sumergidas en agua. Ambos interesantes y para ambientes radicalmente opuestos. Mientras el primero se adapta a entornos rústicos y de carácter austeros, el segundo se perfila para entornos frescos y livianos.

En última instancia, una posibilidad que ya tratamos hace un tiempo: el centro de mesa con corcho. Ligero, original y con un punto chic.

Imágenes: backtoblissblog.com,  pollyfields.co.uk,  fiftyflowers.com,  umelyeruki.com,  guiacatering.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s