¿Sabes cómo desmontar un palet?

Muchas veces os he hablado de cómo hacer muebles con palets: es una opción económica, original y, sobre todo, súper versátil con la que hacerte tus propios muebles, a tu gusto y adaptados a las necesidades de tu hogar. Pero para conseguir un buen resultado, antes de hacer tus propios muebles debes saber cómo desmontar un palet para sacarle el máximo partido y, sobre todo, para evitar accidentes.

Ten en cuenta que un palet está diseñado para aguantar muchísimo peso y, por tanto, es una madera muy basta; además, ese palet que tienes entre manos puede haber dado la vuelta al mundo varias veces y haber estado en contacto con un sinfín de materiales diferentes, por lo que es importante manejarlo adecuadamente.

Cómo desmontar palets para hacer muebles

shutterstock_59845972

Como te decía antes, un palet está pensado para aguantar mucho peso y ser muy resistente, así que si pensabas desmontarlo a martillazos ve descartando esa idea porque te costaría mucho tiempo y esfuerzo; además, puedes dañar la madera. Si quieres desmontar un palet, vas a necesitar:

  • Pata de cabra. Se trata de un tubo de metal con un extremo plano y curvado que sirve para hacer palanca con mucha fuerza.

shutterstock_130169846

  • Una maza para golpear el palet.

shutterstock_198598877

  • Un martillo de orejas. Son esos martillos que tienen martillo en un lado y, en el otro, dos garras de metal que forman una especie de V, ideal para sacar clavos.

shutterstock_229663105

 

Los pasos que debes seguir para desmontar el palet son los siguientes:

  1. Con la maza, golpea los tacos que unen los refuerzos inferiores al palet hasta que se separen y puedas quitar esas tres piezas; los clavos quedarán unidos al cuerpo del palet.
  2. Coloca los tacos en el suelo y pon el palet encima: ahora, golpea los clavos que sobresalen con la maza para sacarlos y no hacerte daño. Intenta golpearlos con suavidad para empujarlos hacia abajo sin que se doblen y acaba de sacarlos ayudándote con el martillo de orejas.
  3. Coloca la pata de cabra bajo cada listón y golpéala con la maza para levantar la madera. Esta es la fase más delicada: si lo haces con demasiada fuerza, puedes partir los listones. Ten presente que los palets suelen tener muchas grietas, así que hazlo despacio para no ensancharlas.

¡Y listo! Con un poco de paciencia, ya tienes tu palet casi a punto para hacer ese mueble que tienes en mente. Solo falta tratar la madera, ¡pero de eso ya hablaremos otro día!

 

Foto_mix

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s