Combinar el color de la pared con los marcos

No es nada fácil escoger un color de pared. Las opciones son infinitas, sin contar con que cada año el gurú del color, nos referimos a Pantone, dicta cuáles serán las nuevas tendencias cromáticas que más se llevarán para interiores. Por ejemplo, para este año 2015, Pantone ha apostado por los colores pasteles, por los verdes y ocres inspirados en la naturaleza y como color estrella imprescindible, el Marsala, un tono entre granate y borgoña.

En el artículo de hoy partiremos de la teoría del color estandarizada en Occidente, una teoría que puede variar según la cultura o país, y que ampliaremos en el futuro.

Gama de los negros-grises con marcos dorados



La gama de los negros y, consecuentemente de los grises oscuros, es una de las bases de color más elegante, intemporal y versátil que existe para estancias como el salón o un dormitorio. El único requisito para escoger esta gama de color es que la estancia sea muy luminosa y de generosas dimensiones. Sobre esta base cromática, los marcos dorados, así como los espejos clásicos con molduras color oro, reinan en todo su esplendor.

Gama de los verdes con marcos de madera natural

Sin estridencias y con serena elegancia, el verde y toda su familia ha ido ganado nuestra atención y nuestros gustos decorativos. No es una casualidad que el equipo Pantone haya seleccionado este año 2015 para su nueva paleta de colores el color “jungla”. Es un tono de lo más vital y vigorizante que además puede lucir sus encantos en cualquier estancia aunque en un vestíbulo nos parece ideal para dar la bienvenida combinado con marcos de madera natural.

Rojo inglés con marcos de madera oscura

Esta combinación es un clásico entre los clásicos y uno de los colores favoritos en los países con poco sol. Los interioristas lo utilizan mucho para vestir alguna pared en salones y comedores. También resulta un color sorprendentemente ideal para la cocina por su calidez, por ser un color sufrido y por su gran estilo. Como compañera decorativa, las maderas en tonos oscuros complementan a la perfección este color.

Gama blancos y colores neutros con marco negro

Esta combinación entre paredes blancas y marcos de color negro es uno de los dúos con más éxito entre los amantes de los contrastes y uno de los más utilizados en los espacios de estilo contemporáneo. Una de las estancias donde se suele usar más es en el salón ya que fácilmente se convierte en la base perfecta para crear una gallery wall.

Gama de los blancos y colores neutros con marco blanco

El blanco y toda su familia de tonos es siempre una apuesta segura y de las más intemporales. Presenta además la gran ventaja de ser fácilmente renovable. Curiosamente combinar marcos blancos sobre una pared del mismo color es un recurso de gran espectacularidad perfecto para salones y habitaciones de jovencitas.

Color Marsala con marcos dorados

El color Marsala ha irrumpido recientemente en el mundo de la moda, de la cosmética y ahora de la decoración. Es un color precioso que no obstante está sometido a los vaivenes de las tendencias, aunque al ser reciente su incorporación, todavía tiene margen para aguantar un par de años más. En cualquier caso es un color maravilloso para combinar con marcos dorados en estancias como el salón, la entrada o en un vestidor grande.

Gama amarillos con marcos blancos

La gama de los amarillos es una de las más utilizadas para las habitaciones de bebés aunque también ha conquistado otras estancias, sobre todo cuando éstas carecen de luz natural ya que proyecta una poderosa sensación de luminosidad y amplitud. Optar por marcos de color blanco, sobre todo en las habitaciones infantiles, es una elección segura que permite además realzar el contenido de los cuadros, sin distracciones.

Gama en tonos pasteles degradados con marcos de madera natural

Las paredes con degradados en tonos pastel representan la última tendencia en técnicas de pintura. De gran efecto, el degradado convierte la superficie de la pared en un lienzo colorista que proyecta una sensación de apacible movimiento si está realizado correctamente. Precisamente por el gran protagonismo de este recurso pictórico, nosotros recomendamos complementarlo con marcos en madera natural. El degradado es perfecto para el vestíbulo, comedores amplios y, por supuesto, salones.

Otra de las nuevas tendencias que empieza a apuntar alto, es la técnica del degradado cuyo efecto es bastante espectacular. Consiste en pintar una pared pasando de un color claro a uno oscuro o viceversa. Este sistema prefiere los tonos pasteles por su efecto relajante y para no condicionar el resto de la decoración. En caso de escoger esta técnica sin ser un experto, aconsejamos contratar los servicios de un pintor profesional que conozca este sistema ya que para pintar una pared con degradado se necesita como mínimo tres tonos de color.

Una cuestión importante a la hora de pintar un espacio con color, es que solo se debe pintar una o dos paredes como máximo, dejando el resto de paredes al blanco ya que actualmente los espacios homogéneos se ven anticuados, a excepción claro de la amplia e intemporal gama de los blancos. En el futuros artículos abordaremos la cuestión de la combinación cromática en una estancia o conjunto de estancias teniendo en cuenta, además, el color de los marcos según los fondos cromáticos de cada pared para crear nuestros ambientes de ensueño.

Add Comment